lunes, marzo 8, 2021
Noticia

El primer ministro declara el estado de emergencia en Japón

Corona virus

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, anunció un estado de emergencia en las prefecturas de Tokio, Kanagawa, Saitama, Chiba, Osaka, Hyogo y Fukuoka el martes hasta el 6 de mayo. Abe dijo que levantará la declaración después de estas contramedidas al estallido del la nueva enfermedad por coronavirus (COVID-19) se vuelve innecesaria.

Abe tomó la decisión de declarar el estado de emergencia después de consultar a un panel asesor compuesto por expertos en salud pública y médicos el martes. Según los informes, el panel advirtió que las personas infectadas con COVID-19 probablemente desarrollen síntomas graves como la neumonía. El panel también señaló que el número de casos en Japón está aumentando, con muchos casos imposibles de rastrear, y la situación está ejerciendo una presión severa sobre el sistema de salud del país.

Abe dijo el lunes y confirmó el martes que no planea ordenar un “cierre”, y espera “mantener las actividades económicas y sociales tanto como sea posible”. Señaló que el transporte público, las tiendas de comestibles y otros servicios esenciales permanecerán abiertos.

La declaración otorga a los gobernadores de las prefecturas el poder de pedirles a los residentes que se abstengan de abandonar sus hogares para fines no esenciales, pedirles a los residentes que “cooperen con medidas para evitar la propagación del virus”, solicitar u ordenar el cierre de escuelas, restringir las operaciones de los minoristas y otros lugares donde las personas se reúnen, usan terrenos y edificios sin el consentimiento del propietario para construir instalaciones médicas, ordenar a las empresas de logística que entreguen equipos y suministros médicos y expropiar suministros médicos. Sin embargo, no hay sanciones para las personas que no siguen las reglas.

Tokio reportó 143 nuevas infecciones por COVID-19 el domingo, marcando otro día de aumentos récord y elevando el número de infecciones totales en Tokio a 1,033. Los funcionarios de salud están particularmente preocupados porque el 64% de los casos nuevos del domingo, o 92 casos, no tenían rutas claras de infección. Tokio reportó 83 casos más el lunes, pero el 88%, o 73 casos, no tenían rutas claras de infección. Conocer las rutas de infección fue clave para la política anti-COVID-19 de Japón hasta ahora. Los esfuerzos previos del país dependían de identificar y aislar grupos de infecciones a medida que surgen.

El gobierno metropolitano previamente solicitó a las escuelas secundarias que permanecieran cerradas hasta principios de mayo, y solicitó a las juntas educativas locales que consideraran lo mismo para las escuelas primarias y secundarias, pero no lo hizo sin una forma legal actual de obligar a estas entidades a cumplir.

Los primeros casos reportados de COVID-19 ocurrieron en Wuhan, China, en diciembre, y luego la enfermedad comenzó a extenderse en diferentes tasas e intensidades en muchas partes del mundo a través de la incubación en huéspedes humanos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia de salud mundial el 30 de enero y anunció el 11 de marzo que está clasificando el brote como una pandemia. Hasta el lunes, la OMS informó que hay 1.210.956 personas infectadas en todo el mundo. 67,594 personas han muerto por la enfermedad.

Hasta el lunes, la OMS informó que Japón tiene 3.654 casos de COVID-19 con 73 muertes. Estos números no incluyen el número de casos del crucero Diamond Princess atracado en Yokohama. Ese crucero tenía 712 pasajeros infectados con siete muertes.

El gobierno japonés está trabajando para restringir los viajes al país desde muchos territorios alrededor del mundo.

AnimeFenix
El autorAnimeFenix